sábado, 2 de septiembre de 2017

New Street Adventure – Stubborn Sons ( 2017, Acid Jazz) / Soul británico de ascendencia mod

Soul. Si, eso es. De eso se trata. Es el soul, ese soul británico intenso y pasional que inunda este fantástico Stubborn Sons de New Street Adventure, lo que nos hace degustarlo una y otra vez. Esta banda británica originaria de Birmingham, se ha empeñado en ir a contracorriente y seguir desarrollando ese espectacular sonido negroide, que consiguieron en su excelente primer disco No Hard Feelings, que publicaron para el sello Acid Jazz en el 2014, y que les convirtió en una de la bandas más prometedoras de las islas británicas, para todo amante del soul británico con ascendencia mod. 

Stubborn Sons, su segunda entrega, continúa la senda iniciada en su anterior disco, pero con algunos matices. New Street Adventure siguen entendiendo el soul como un ejercicio de pasión e intensidad interpretativa, pero han moderado la exuberancia de su sonido, que se ha vuelto algo más crudo y primario. 



Han eliminando los vientos y arreglos de cuerda, que les acercaban a aquellas oscuras gemas del soul de Chicago, que pueblan los mejores catálogos del northern soul, y han robustecido sus guitarras y potenciado el groove de su base rítmica, que suena algo más funky en determinados momentos del disco. Los teclados continúan modelando muchas de las melodías, aunque el hammond ha perdido algo de peso en favor de un sorprendente sintetizador moog, que otorga a su sonido un cierto sabor setentero en temas como Rascal y Why Should be do. Y por su puesto, ahí sigue en primer plano la peculiar e intensa voz de Nick Corbin, un tipo capaz de cantar con la misma pasión y el carisma de Elvis Costello y Kevin Rowland. Sin duda palabras mayores.



Y probablemente esa pasión y convicción con la que New Street Adventure interpretan cada uno de los temas del album, son las que le dotan de ese grado de autenticidad, que necesita todo gran disco de soul. Alma y emoción, que se palpan en todos y cada uno de los diez temas que conforman  Stubborn Sons. Aquí no hay rellenos, hay una estupenda colección de canciones. Algunas trepidantes, como la fantástica y funky What's So good About Happiness? que abre el disco, y las irresistibles Hard Living (No Easy Wa Out), Something More Than This, y If I Had You Back in My Life que no podrás dejar de bailar. Otras más pausadas y de tintes agridulces, como One & The same y Smooh Talker. Emotivos medios tiempos de elegantes melodías como Why Should We Do Anthing y If That's All You Got. Y hasta una balada de tintes acústicos que cierra el disco, la deliciosa Can't We Just Be Friends?

Soul con un sonido a medio camino entre los 60 y los 70, realizado con los clásicos elementos de un grupo de rock, tal y como hicieron los Isley Brothers en aquel fantástico Brother Brother Brother, a pesar de que ellos citan a Curtis Mayfield y el northern soul como su principales influencia a la hora de hacer música. 

Desde luego, podemos afirmar que Stubborn Sons es un fantástico disco de soul británico de hoy en día. Una referencia indispensable que sumar a los discos de Stone Foundation, o a los más añejos discos de los 80 de Style Council, Jo Boxers y Big Sound Authority
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario