martes, 15 de agosto de 2017

Bossa Nova: algunos ilustres olvidados

Releyendo el fantástico libro de Ruy Castro, Bossa Nova, la historia y las historias” es difícil, por no decir imposible, no caer en la tentación de recuperar y degustar, una y otra vez, esos viejos vinilos que atesoran el encanto embaucador y sensual de aquel sonido. Discos interpretados por ilustres personajes del género, como Joao Gilberto, Antonio Carlos Jobim, Astrud Gilberto y Wanda Sa, por poner algunos ejemplos. Clásicos entre los clásicos de la bossa nova y la música brasileña en general, y asiduos protagonistas de Sensaciones Sonoras a lo largo de estos años, que hoy vamos a dejar en un segundo plano. 



Porque en la gestación, irrupción, y desarrollo de la bossa, a finales de los 50 y primeros 60, participaron “otros tantos” conjuntos e intérpretes, que a pesar de habernos dejado un buen ramillete de exquisitas melodías, con el tiempo han ido quedando algo arrinconados y olvidados. 

Y como ya sabéis, que una de nuestras grandes debilidades, siempre ha sido intentar rescatar del anonimato esas pequeñas gemas olvidadas, aquí os traemos una cuidada selección de aquella atemporal y exquisita bossa nova, que incluiremos dentro de nuestras sección de Sensaciones sonoras en Spotify

Una sesión muy especial, que arranca con esa pequeña maravilla titulada Cavaquinho. Un tema que Luiz Bonfá y Maria Toledo incluyeron en aquel excelente “Braziliana” publicado en 1965. A Luiz Bonfá siempre se le ha considerado uno de los padres de la bossa, junto a Joao Gilberto y Jobim, pero por alguna extraña razón, no suele aparecer con la asiduidad que merece en todas esas recopilaciones de bossa nova que pululan por ahí. Razón de más para reivindicarlo nuevamente desde aquí, junto a la sensual y evocadora María Toledo, que por aquel entonces era su mujer. Un dúo que sin duda estaba a la altura del que formaron Joao y Astrud Gilberto. 

Otros ilustres olvidados que hoy recuperamos en esta selección son Roberto Menescal y Carlo Lyra. Dos auténticos activistas y agitadores de la bossa a comienzos de los 60, que ayudaron a su expansión y difusión. De Roberto Menescal traemos “O Amor Que Acabou”, un corte extraído del LP de 1962 “A Boosa Nova de Roberto Menescal e seu Conjunto”. Y de Carlos Lyra, el clásico Chora tu tristeza publicado en 1959 dentro aquel álbum pionero de la bossa, titulado Bossanova. 

Johnny Alf y Lucio Alves eran músicos bien establecidos en la escena musical carioca a mediados y finales de los 50, y cobijaron bajo su manto a muchos de los grupos e intérpretes que alumbraron la bossanova, constituyendo una valiosa e imprescindible influencia para ellos. Razón de peso, para incluirlos en nuestra sesión con dos temas que se acercan mucho al patrón universal de la bossa: Tudo Que É Preciso y Ah! se eu pudesse. 

Sylvia Telles y Flora Purim, con sus poderosas voces, no siguen el frágil y sensual patrón femenino que definirían Astrud Gilberto, Wanda Sa o incluso María Toledo, pero su acercamiento a la bossa nos dejó temas tan convincentes y embaucadores como Discussao, extraído del album “Amor de gente Moca” publicado en 1959, y Sabe Você incluido en el LP “Flora e m.p.m.” de 1964. 

Alfonso Carlos Santisteban y Quarteto Arpoador quizás sean junto con Flora Purim y Walter Santos los interpretes menos conocidos de la selección, pero Sofisticado (1968) y Moça Flor (1963) nos aportan esa otra vertiente de la bossa, con su frescura bulliciosa, tan característica de los conjuntos brasileños de aquella época. 

Walter Wanderley, Toquinho y Os Ipanemas completan las lista de elegidos para esta playlist de bossa que podríamos titular “Bossa nova para un perezoso atardecer” o “Bossa Nova: una visión diferente" que podéis escuchar en Spotify a través de este enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario