jueves, 5 de diciembre de 2013

Deambulando por el pop rock de los 70 - Sensaciones sonoras en Spotify (14)

Siempre nos vendieron que los 70 fueron musicalmente una década aburrida y poco creativa, en la que  el virtuosismo, el rock duro y la frívola música disco camparon a sus anchas por las ondas y los platos de la época, acabando con la emoción de aquellas demoledoras  melodías que ensalzaron la década anterior. Pero no fue realmente así, ya que a pesar de desarrollarse en un segundo plano, en aquellos años las guitarras siguieron esculpiendo adictivas melodías e intensos fogonazos  de pasión, a caballo  entre el rock más melódico, el folk rock y el rock más gamberro y grasiento.

Una bocanada de aire fresco frente a tanta pesadez, que podéis degustar en esta nueva entrega de Sensaciones sonoras en Spotify, titulada Deambulando por el pop rock de los 70,  que está protagonizada por artesanos del pop rock como Badfinger, Big Star, y Brinsley Schwarz, clásicos imperecederos como The Kinks, Faces, The Rolling Stones, Lennon y McCartney, geniecillos que nunca nos cansaremos de reivindicar como Ronnie Lane, Todd Rundgren y Dave Mason, y un puñado de maravillas olvidadas de gente como Stealers Wheel, Bread, McGuinness Flint y Don Agrati.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Jazz Noctámbulo - Sensaciones sonoras en Spotify (13)

Volvemos, y lo hacemos con un poco de jazz envolvente y sosegado, aunque algo taciturno y decadente. Una nueva sesión de Sensaciones sonoras en Spotify compuesta por un emotivo y noctámbulo  conjunto de baladas y medios tiempos, que revolotean alrededor del más cálido y abrasivo soul-jazz, moldeado a base de intensos hammonds, elegantes vibráfonos, tórridos saxos y sensuales guitarras. 

Una sesión de jazz  embriagador y adictivo, ideal para esos momentos donde priman la desidia o los bajos instintos y en la que podrás escuchar a algunos de nuestros imprescindibles del jazz, intérpretes e instrumentistas del calibre de Jimmy Smith, John Coltrane, Grant Green, Dave Pike, Lou Donaldson, Milt Jackson, y Wes Montgomery.

miércoles, 17 de abril de 2013

La bossanova del siglo XXI - Sensaciones sonoras en Spotify (12)

Aquí están de nuevo el viejo aroma de la bossanova, su nostálgica belleza y sus embaucadoras melodías, formando una nueva y seductora sesión de Sensaciones Sonoras en Spotify. Duodécima entrega, dedicada esta vez al lado más acústico y envolvente de la bossa que se hace hoy en día.

Un sugerente cóctel de deliciosas melodías que nos trasladará por unos momentos a ese rincón tan especial con el que siempre hemos soñado. Música vaporosa y ensoñadora que se degusta mejor en compañía, y que está protagonizada por algunos de nuestros intérpretes favoritos del mundo de la bossa de hoy, gente como Celso Fonseca, Toco, Rosalia Da Souza, y Clara Moreno entre otros.

lunes, 15 de abril de 2013

JOYCE – Rio (2012) / Un delicioso bocado de la bossanova más íntima

JOYCE – Rio (2012)

Rio es una deslumbrante demostración de la calidez y sensualidad que pueden llegar a envolver a la bossanova y la samba, en su formato más íntimo, acústico y emotivo, ése que sólo necesita de sus mágicas melodías, una sinuosa guitarra y una seductora voz para trasladarte sin esfuerzo a uno de esos parajes maravillosos de ocres atardeceres junto a la orilla del mar. Un tónico efectivo para dejar escapar nuestra imaginación y degustar con sumo deleite esta deliciosa colección de bossas y sambas que Joyce nos entrega con la misma frescura y candidez con la que Joao Gilberto y Luiz Bonfá dieron forma a la bossa a finales de los 50 y primeros 60.

Curioso, porque aunque Joyce tiene una dilatada carrera en esto de la música que comenzó a finales de los 60, con más de 20 discos a sus espaldas, quizás sea éste su acercamiento más sincero y directo al mundo de la bossa. Un disco desnudo de arreglos y artificios, intimista y sinuoso, en el sólo con su guitarra y su voz, Joyce consigue envolvernos en una sensual atmósfera que transita entre la melancolía y esa despreocupada contemplación de la vida tan típica de la bossanova.



Y todo ello, modelando un espléndido ramillete de canciones y melodías que según nos cuenta Joyce en la contraportada de este disco, publicado por el sello Far Out el pasado 2012, componen una íntima oda a su ciudad natal, Rio de Janeiro, y están inspiradas en el concierto que Joyce celebró en 2010 en Rio, en Ipanema Beach, cantando al sol, al mar y la montaña. Un concierto acústico al que se enfrentó sólo con su guitarra y en el que al igual que en este disco combinó temas propios con versiones de clásicos de la bossa y la música brasileña como esa animosas Samba do carioca de Carlos Lyra y Vinicius de Moraes y Adeus America de Os cariocas, o las más delicadas y susurrantes Viva Meu samba de Billy Blanco, O mar de Jobim, Desde que o Samba e samba de Caetano Veloso y Vela No breu de Paulinho viola, eso sin olvidarnos por supuesto de esa fabulosa adaptación en tono de bossanova que Joyce hace de esa marcha de Andre Filho titulada Cidade Maravilhosa. Una embaucadora sesión de bossanova y samba a la que Joyce añade como compositora deliciosas sambas como Puro Ouro y Rio Meu y sinuosas bossas como Tardes Cariocas / See You in Rio. Una dulce e íntima revisión de la bossa y la samba que puede servir como punto de entrada en la dilatada discografía de Joyce .

martes, 9 de abril de 2013

NICK LOWE – Nick the Knife (1982)

Nick the knife posiblemente sea el disco más pop y chispeante de este mago de las melodías y los estribillos que es Nick Lowe, maestro indiscutible de aquel pop rock vibrante y contagioso que protagonizó la erupción de la new wave a finales de los 70 y primeros 80. Y para mi es también su disco más completo y equilibrado, aunque esto pueda sonar un poco a herejía “pop-rockera”, ya que he de reconocer que nunca asimilé demasiado bien esa vertiente más rockera que aflora en sus dos laureados primeros discos, Jesus of Cool y Labour of Lust, ni el acercamiento al country que se vislumbra en los discos posteriores a este fantástico y vacilón Nick the Knife, que refleja perfectamente el lado más luminoso y fresco de aquella nueva ola.

jueves, 4 de abril de 2013

ALEX PUDDU – The Golden Age of Danish Pornograhy (2012)

Un oscuro y sensual aroma exhala esta excitante colección de tórridos instrumentales repletos de groove, con profundo sabor retro. Un embriagador cóctel de jazz-funk sinuoso y seductor, salpicado de delirantes arrebatos de hammond y fuzz psicódelico. Música seminal, moldeada bajo los mismos parámetros que aquellas excelentes bandas sonoras de películas de serie b italianas de finales de los 60 y primeros 70, algo subidas de tono, compuestas por compositores del calibre de Armando Tovajoli, Piero Piccioni, Gianni Ferrio, o Piero Umiliani, que recientemente recuperaron del olvido recopilaciones tan exquisitas como las imprescindibles Easy Tempo, Beat at Cinecitta o Lounge Cinematica. Series a las que sin duda podría pertenecer este fantástico disco, ya que The Golden Age of Danish Pornograhy es un bocado exquisito para los amantes de la música de librería italiana, realizado hoy en día por este compositor y multi-instrumentista italiano afincado en Dinamarca, llamado Alex Puddu, un devoto admirador de aquellos sonidos, de amplia y dispar carrera discográfica, que últimamente parece haberse enfocado en la composición de excelentes bandas sonoras como las que nos ocupa.

The Golden Age of Danish Pornograhy vió la luz el pasado 2012 de la mano del sello italiano Schema Records, pero el proyecto surge como la banda sonora de un documental que aglutina una serie de cortos realizados a comienzos de los 70 por el pionero del porno danés Freddy Weiss. De ahí el descarado carácter retro que inunda el disco, y la sofocante atmósfera que lo envuelve, una magistral recreación de aquellas seductoras y envolventes melodías llenas de groove que retozaban promiscuamente entre el jazz, el funk, el beat e incluso la psicodelia, trufadas de bullangueros hammonds, tórridos saxos, sinuosas flautas, caleidoscópicos sitares, ácidas guitarras y pegajosos wah wah, dando lugar a sensuales pasajes de ritmo contenido y sugerentes atmósferas como las que proponen las deliciosas Lady Lovesport, Piano for Lovers, The Barber Shop , Sex Bar, Lusty Nurses, Miss Butterfly, XXX Action, The Dirty Games of Doctor Love o Feeling Saxy, deslumbrantes muestras del poder persuasivo de este disco en sus momentos más cálidos e insinuantes. Un sofoco emocional perfectamente diluido por acertadas píldoras de groove luminoso para la pista de baile, insufladas en temas tan certeros y saltarines como Message Salo, Naughty Girls At the Wild Party, Black Triangle, y Kinky Hairdresser.


Sin duda, The Golden Age of Danish Pornograhy es una gozosa anomalía en el panorama musical del siglo XXI. Una inesperada incursión por territorios olvidados que nos redescubre la brutal sensualidad y el poder vital de aquellos sonidos que poblaron la películas de serie b y los telefilmes de finales de los 60 y primeros 70.

miércoles, 6 de febrero de 2013

SPEAK LOW – I'm gonna groove ya! (2006)

Si señor, I'm gonna groove ya! Ése es el eslogan ideal para presentar este flamante disco, que parece extraído de una exuberante jam session de aquel jazz, mundano y proscrito, que pervirtió su esencia al embadurnarse con los impuros aromas del soul y el funk. Un jazz tremendamente visceral y bailable, moldeado en la década de los 60 por increíbles tríos y cuartetos, en los que prevalecía el intenso groove que desprendían aquellos chispeantes hammonds, afiladas guitarras y sensuales saxos. Tiempos de apertura y fusión musical, en los que músicos como Jimmy Smith, Lou Donaldson, Grant Greent y Jimmy Mcgriff, entre otros, definieron un estilo y marcaron una época.

Una época y un estilo que muchos años después, nuestros protagonistas de hoy, Speak Low, rememoran con una loable pasión a la hora de tocar, y una inusitada inspiración a la hora de componer. Porque sin duda, este I'm gonna groove ya! que estos chicos publicaron en el 2006 bajo la tutela del prestigioso sello británico Acid Jazz, se merece un lugar de honor dentro de esta excitante aunque hoy en día, un tanto disminuida escena, al lado de grupos como James Taylor Quartet, The New Mastersounds, The Link Quartet o The Bamboos, por citar algunos buenos ejemplos.


Pero sin duda, además del acierto en las composiciones y la energía vital que transmite, el rasgo más distintivo del disco quizás sea su variedad dentro del género, combinando con acierto temas vocales e instrumentales que discurren entre el jazz-funk frenético y de incendiario hammond de Meters Bread (Speak low), el elegante mod-jazz vocal, sinuoso y repleto de swing, de To my friend Georgie, el pegajoso, irresistible y contempóraneo acid jazz vocal de If youd be mine, poseedor de un ritmo y un saxo realmente embriagadores, el poderoso jazz-funk de finos trazos y aires retro de la endiablada Funky falafel, el sudoroso y desgarrado funk vocal de I'm gonna groove, el adictivo colorido carioca de ese irresistible ejercicio de jazz-samba denominado Booganova, la chispeante energía de ese desenfadado brote de jazz-soul al estilo de Booker T & The MGs, que es Aceituning y el enérgico funk psicódelico de tintes exotéricos, lleno de distorsiones y efectos sonoros de la rotunda Moon Cresta.

Variedad y buen gusto dentro de un estilo bien definido, que significó la puesta en escena de esta banda afincada en Madrid ,y formada a finales de 2002 por Julián Maeso (hammond y voz) de The Sunday Drivers, Antonio Pax (batería) de Vacazul y Jose Funko (guitarra) de Mamafunko, núcleo de la banda a la que posteriormente se unirían Martín García (saxo tenor) de Muchachito Bombo Infierno y David de Mamafunko (percusión). Una banda que parece haber tirado la toalla tras la publicación en el 2009 de su intenso y funky segundo disco Hands up! Una lástima, ya que pocas bandas de por aquí, han plasmado con tanto acierto e intensidad aquel excitante sonido.